Círculo de Psicoanálisis de Chillán realizó el seminario “Agresividad y violencia hacia la infancia en el Chile actual”.

El pasado miércoles 02 de agosto realizamos el seminario “Agresividad y violencia hacia la infancia en el Chile actual” con la participación de más de 120 personas reunidas en el Centro de Extensión de la Universidad del Bío Bío.

Contamos con las exposiciones de José Luis Ysern de Arce, Doctor en Psicología, Sacerdote y docente en la Escuela de Psicología de la Universidad del Bío; José Matías Orellana Verdugo, Psicólogo de la Universidad Pedro de Valdivia, Magíster © en Psicología clínica, mención psicoanálisis en Universidad Adolfo Ibáñez y José Matamala Pizarro, Psicólogo de la Universidad del Bío Bío, analista en formación en la Sociedad chilena de Psicoanálisis.

La primera ponencia trató sobre las consecuencias del maltrato en la infancia que repercuten en la vida anímica adulta. El maltrato es una consecuencia de las formas de relación estructuradas por el capitalismo, por lo que existe una forma particular de abordarlas: la Psicología de la liberación. Para José Luis Ysern, las personas pobres son objeto de todo tipo de violencia, por lo que la Psicología de la Liberación asume un abordaje de esos problemas sin psicologizar y patologizar, más bien, desde la opción preferencial por los pobres. Su razón se asienta en la problematización de las condiciones que mantienen a las personas en situación de pobreza; para terminar con la violencia hacia la infancia la Psicología de la liberación indica que es menester terminar con el capitalismo.

La segunda ponencia dio cuenta de las influencias de la masculinidad en la utilización de la tendencia agresiva de los niños. Según José Orellana, los niños tienen que demostrar su virilidad constantemente entre sus pares. Emplean para ello la manifestación de las mociones agresivas en sus juegos, intereses, etc. Así, los niños pueden llegar a pensar que la violencia es un buen método para estructurar las relaciones interpersonales con otros niños y niñas, validando de esa forma el uso de la violencia propagada por el patriarcado. El sadismo expuesto en algunos juegos opera como búsqueda del cumplimiento de estereotipos sobre lo varonil. “Yo soy niño porque soy fuerte, no débil”. Orellana concluyó que la virilidad es una forma de socialización contraproducente, pues fomenta el sufrimiento.

La tercera ponencia abordó la problemática de la infancia desde su historia, el trabajo y las dinámicas de maltrato. El expositor, José Matamala,  comentó sobre aspectos históricos del maltrato a la infancia y su relación con la forma en que se estructura el trabajo, lo que permite observar las variaciones y permanencias de las formas de maltrato. Además, mencionó que es la forma de organización del trabajo actual el que influye en que el SENAME esté en crisis, puesto que su política se basa en la privatización y focalización. La vulneración de derechos está imbricada en la injusticia social. Cuestión que incluso causa malestar a los trabajadores y trabajadoras del área social, pues su propia fuente laboral está constantemente en riesgo debido a la ley de subvenciones 20.032. En ese escenario, el trabajo realizado es insuficiente para mejorar las condiciones de vida de los niños y niñas.

Los y las asistentes, en su mayoría trabajadores del área social, quedaron muy conformes con lo abordado, indicando que la jornada les serviría para aumentar su ejercicio con el trabajo por la infancia en sus colegios, comunidades, jardines, etc.

Es de esperar que se siga reafirmando con estas y otras actividades el compromiso con la causa de los niños y niñas.

Círculo de Psicoanálisis de Chillán