El día 25 de Julio, un accidente laboral cobró la vida de Mario Maurel en el Puerto de Valparaiso.

El día 25 de julio del 2017, siendo las 01:45 de la mañana un accidente laboral cobró la vida de Mario Maurel en el Puerto de Valparaiso.

Se trata de la segunda muerte de un trabajador en lo que va del año en este Puerto, lo que trae trágicamente a la palestra las condiciones laborales y de seguridad en los recintos portuarios.
Justamente ayer se estaba debatiendo un nuevo reglamento portuario a nivel nacional, que tiene a los trabajadores en alerta, ya que la actualización de la normativa portuaria no puede ser a costa de mayores sacrificios. Las exigencias de seguridad que hoy se requieren al ejercer labores de Alto Riesgo deben ser asumidas por la patronal y el Estado.

El empresariado solo piensa en sus ganancias, y por ello no duda en someter a extensas jornadas laborales a quienes solo tienen su fuerza de trabajo para vivir. De tal forma, el endeudamiento y los bajos salarios obligan a rendir más de lo que debiese ser.

Las y los trabajadores portuarios tienen a su haber una tradición de organización y lucha que les permitirá enfrentar con éxito las demandas que hoy apremian en el sector: Condiciones seguras de trabajo, exigencias de rendimiento acordes al bienestar de los trabajadores, y remuneraciones que reflejen realmente su esfuerzo.

Queda camino por recorrer, pero en memoria de Mario y todos los fallecidos como consecuencia de la sobrecarga de trabajo, urge avanzar.